Compartir
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

La gestión de activos se encuentra en camino a la fase 2.0 • Ahora, la conversación es entre máquinas. • La digitalización es ya imparable y quien no se sume a ella quedará atrás.

kaiserwetter_logo

En tan solo un par de años, el campo de la gestión de activos, tanto en el sector financiero como industrial y energético, ha revolucionado gracias a las plataformas digitales. Y esto es apenas el principio. Mediante la aplicación de la gestión del Big Data y el Smart Data Analytics, empresas como SAP, líder en sistemas digitales de gestión empresarial, o Kaiserwetter, una compañía germana pionera en la gestión de activos de energía renovable en Europa y recientemente en el mercado americano, han revolucionado la gestión de activos digitales hacia una fase 2.0.

“Hasta hace muy poco, la gestión consistía en obtener toneladas de datos de una multitud de equipos, sensores y registros contables, que a través de un conjunto de algoritmos convertían dichos datos en instrucciones fáciles de seguir”. Rodrigo Villamizar, Director de Estrategia en América para Kaiserwetter y ex Ministro de Energía en Colombia.

Desde 2008, Kaiserwetter ha desarrollado una plataforma versátil de gestión de activos para el sector energético, que ahora cuenta con la colaboración de SAP y utiliza las características de la plataforma SAP Leonardo.  Esta herramienta, que recibe el nombre de Aristóteles, ya no se limita a resumir datos técnicos, sino que también procesa información financiera, y crea un paquete integrado que aún hoy es inusual o inexistente en el mundo de la gestión de activos.

software-aristoteles

“Mediante el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial es capaz de correlacionar millones de datos procedentes de decenas de países y crear simulaciones predictivas o señalar activos con bajo rendimiento en tiempo real; todo ello directamente en los dispositivos gestores e inversores, sin intervención humana ni departamentos de controlling. Estas tecnologías comienzan a tener su aplicación en el continente americano de la mano del sector de las energías renovables y de la inversión, tras años de ser utilizadas con éxito en Europa. La región americana es la tercera con una mayor inversión en renovables, después de Europa y Asia-Pacífico. Alcanza la cifra de 12,9 mil millones de dólares”, menciona Villamizar.

Un poco de historia de la inteligencia artificial

En 1997 el superordenador Deep Blue de IBM venció al mejor ajedrecista del mundo, Garry Kasparov. Un programa que tardó tres años en perfeccionarse, alimentado con el conocimiento de los expertos en ajedrez. Era una pieza de hardware increíblemente cara, bien cuidada y entrenada por humanos.

kasparov-deepbluepng

Más tarde, en 2016, llegó AlphaGo, un programa para desafiar al mejor jugador Go del mundo. Tal programa no tenía retroalimentación humana. Aprendió de sí mismo, por ensayo y error. Después de unos meses de entrenamiento, el algoritmo casi completamente autodidacta dominó un juego mucho más difícil que el ajedrez y venció al campeón mundial de China. Su segunda versión, AlphaGo Zero logró este rendimiento después de 72 horas de práctica.

Este asombroso autoaprendizaje refleja una evolución exponencial de la Inteligencia Artificial. El flujo de información y análisis ya no precisan de la mano humana. La conversación es ahora entre máquinas. Esto se acentúa con tecnología como el Internet de las Cosas (IoT), lo que nos sitúa frente a un mundo de posibilidades casi sin límite cuando se aplica, por ejemplo, al rendimiento empresarial.

La digitalización, imparable

Cada día se crean 2.5 trillones de bytes de datos que no se estructuran. La mayor parte de las empresas tiene dificultades para realizar la transición a una estructuración de sus datos debido a la falta de experiencia en esta área y al alto costo del proceso para convertir los datos en información valiosa.

La digitalización, no obstante, es ya imparable y quien no se sume a ella quedará atrás, sea cual sea el sector. La única esperanza de los gerentes de activos en un mundo cada vez más competitivo es que sus superiores subcontraten asistentes de rendimiento automatizados para lograr aumentos de productividad de primera línea, que a la vez reduzcan costos y tiempo.

Para finalizar, el directivo de Kaiserwetter puntualiza: “Gary Kasparov se equivoca al repetir la máxima de Perlis en su libro Deep Thinking, cuando escribe que “la optimización sabotea la evolución.” Su contrincante informático Deep Blue, AlphaGo Zero o plataformas como Aristóteles (Kaiserwetter) y Leonardo (SAP) se han beneficiado de las semillas plantadas por investigadores corporativos que ganaron los Premios Nobel en Física o en Química: Leo Esaki de Sony e IBM, Jack Kilby de Texas Instruments o Irving Langmuir de General Electric”.

digitalizacion

Fundada en 2012, Kaiserwetter es una empresa de servicios independiente e internacional que se dedica a la gestión integral de activos de parques eólicos y solares. Sobre la base de su Asset Management, ofrece un sistema modular que consiste en soluciones informáticas de gestión de cartera y de riesgos.

La empresa ofrece este servicio especializado tanto a los propietarios de los parques eólicos y solares como a fondos de inversión, entidades financieras, aseguradoras, administradoras de patrimonio o a empresa de servicios públicos municipales. El objetivo es maximizar el valor intrínseco de los parques eólicos y solares, bajar los costos y riesgos de funcionamiento, y optimizar los beneficios de manera sostenible y de acuerdo con las normativas. A través de estos servicios, Kaiserwetter se posiciona como empresa pionera en un mercado joven.

Con sucursales en Madrid, Hamburgo y Copenhague y una dotación de cerca de 50 personas, tiene a su cargo 498 MW de potencia proveniente de la energía eólica y solar en Alemania, España, Francia y Polonia.

Comentarios

Compartir
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    1
    Share