Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

•Empleados de Grupo MAPFRE son elementos clave en la ejecución de iniciativas a favor del desarrollo social en México. Al cierre del tercer trimestre de 2017 su programa de voluntariado benefició a más de 3,800 personas en todo el país.

fundacion-mapfre

Este 5 de diciembre, Fundación Mapfre se une a la celebración del Día Internacional de los Voluntarios, el cual fue instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 1985, para rendir un homenaje especial a todos sus voluntarios que año con año trabajan con dedicación y desinteresadamente para ayudar a quienes más lo necesitan.

Como parte de sus iniciativas a favor de la sociedad, Fundación Mapfre cuenta con su programa de voluntariado, conformado por empleados de la compañía, quienes realizan diversas actividades de integración y colaboración con organizaciones no lucrativas, que incluyen campañas de limpieza y reforestación, así como capacitación y convivencia con personas de la tercera edad y niños en situación de riesgo.

fundacion-mapfre_voluntariados-2017_1

“Desde la creación de Fundación Mapfre en 1975, nuestro principal objetivo ha sido contribuir al bienestar y al progreso social y cultural de las personas menos favorecidas. Desde entonces, desarrollamos planes enfocados en mejorar su calidad de vida, principalmente a la infancia y juventud en riesgo de exclusión social, adultos de la tercera edad, así como personas con discapacidad”, explicó Itzel Contreras, Responsable de Fundación Mapfre en México.

Expresó que al cierre del tercer trimestre de 2017 apoyaron a 1,449 beneficiarios directos y 2,398 indirectos, a través de 83 actividades, gracias a la labor de 361 voluntarios de Mapfre, los cuales están comprometidos a participar de manera activa en los diferentes programas, e invitan a sus familiares y amigos a colaborar.

Así, se logró apoyar a la sociedad mexicana en diversas ciudades del país como: Puebla, Veracruz, Mérida, Guadalajara, Puerto Vallarta, Querétaro, Monterrey, Tijuana y la Ciudad de México.

Dicho espíritu de solidaridad se refleja en todas las horas invertidas en labores de voluntariado, ya que se han registrado más de 1,300 horas donadas por los empleados en horario no laboral y otras 787 horas otorgadas por parte de sus familiares. Tiempo durante el cual se enfocaron en la ejecución de dinámicas específicas que van desde clases de nutrición, campañas de educación, colectas para casos especiales, así como muestras de apoyo en caso de desastres naturales.

Por ejemplo, Grupo Mapfre realizó diversas acciones para resarcir los daños y afectaciones ocasionadas tras los sismos ocurridos en el país en septiembre de este año. Para ello abrió diversos centros de acopio en las sedes de Ciudad de México, Puebla, Cuernavaca y Veracruz para ayudar a los damnificados, así mismo habilitó una línea telefónica para ofrecer atención psicológica totalmente gratuita a todos los mexicanos que requirieron asistencia personalizada. Por su parte, Fundación Mapfre aprobó un donativo económico para apoyar con artículos de primera necesidad de los hogares de las familias oaxaqueñas que perdieron su patrimonio.

Adicionalmente, los voluntarios de Fundación Mapfre trabajan con instituciones para ampliar su red de apoyo en el país, como lo son: Casa de la Amistad Niños con Cáncer, Colegio Mano Amiga de Chalco, así como con la Organización de ayuda humanitaria internacional (Cesal) para los estados de Oaxaca y Campeche.

De esta forma, la meta de Fundación Mapfre es incrementar el número de voluntarios dispuestos a ayudar para poner en marcha los diferentes proyectos en los próximos años, a fin de aumentar la cifra de beneficiarios en todo el país.

Comentarios

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •